Banetones, ¿cuál comprar?

may 11 2012 en Tienda por Babette

En nuestra tienda tenemos tres tipos diferentes de banetones, por el momento. De mimbre, de pulpa y de lino. Los más prácticos, desde mi punto de vista, son los de pulpa, también los más baratos. Los de mimbre tienen huequitos entre las tiras de mimbre y allí se pega a veces la masa, por lo que resultan un poco más incómodos y difíciles de limpiar. Por eso prefiero los de pulpa. Pero los de mimbre, los más clásicos, dejan un dibujo y forma en el pan que me gusta mucho, a veces los uso sólo por eso, quedan algo más anchos y la marca es más descarada. Hay banetones de pulpa que imitan el dibujo (son aquellos en los que pone círculos), no queda exactamente igual pero se le acerca. Luego están los de pulpa con dibujo de red que llaman mucho la atención y los lisos que en realidad también dejan dibujo, solo que es más sutíl, imita la marca que deja el lino de los banetones franceses. Ah, y qué deciros de los banetones de lino… son mis favoritos pero un lujo que es difícil permitirse en grandes cantidades, por su precio. Me parecen preciosos, se pueden apilar cuando están llenos y el pan toma una forma como octogonal. Son banetones con duende.

Bueno, en un mundo ideal, yo tendría dos o tres de pulpa, un par de mimbre y uno de lino. Entiendo que no todo el mundo quiere tener tantos banetones, así que siendo prácticos y nada más, si os vais a meter en esto del pan de verdad, yo recomendaría tener al menos dos, uno alargado y otro redondo, y de pulpa. Y si os van a hacer un regalo, yo sugeriría un baneton de lino, el de corona es maravilloso.

Tamaño… hay que pensar en cuántos caben en el horno, no se meten en el horno pero si cabe el baneton, cabe el pan. Y luego hay que pensar en cuánto pan vas a hacer cada vez, porque igual necesitas hacer dos hornadas y por tanto no te basta con sólo dos banetones. Una combinación que gusta mucho es el baneton redondo de kilo y el alargado de medio. Yo prefiero dos banetones de medio kilo que uno de kilo, por el hecho de que un pan dura más sin abrirse y porque me permite también hacer dos panes con dos masas diferentes.

Y si sois atrevidos, está el baneton cuadrado y el triangular, y el de corona.

Y finalmente, ¿cómo se cuidan? No se levan, no se meten al horno. Tras usarlos se cepillan y se dejan secar bien. En el caso de los de pulpa o los de mimbre, si se os pega algo de masa al baneton, déjarla secar y luego quitarla con la punta de un cuchillo. Con los de lino, mejor usar una cucharita. Guardarlos en un sitio fresco y aireado. Y usadlos mucho que si no se mueren como la bici de Phoebe.

Felices panes a todos,

Bea