Bienvenida, primavera

mar 21 2012 en Cocina de cosecha, Recetas por Fernanda

Esta noche, a las 23:14, llega la primavera. Es el momento exacto en que el día durará lo mismo que la noche, el equinocio de primavera, el momento del año en que vemos el sol levantarse exactamente por el este.

En el cielo de mi terraza hay nuevas constelaciones, y otras que ya conozco que han andado unos cuantos pasitos y me hacen guiños hoy desde otro rincón del cielo: Orión, con su estrella naranja Betelgeuse, ya está en el sur. A su lado, Sirio, la estrella más brillante de la constelación del Can Menor. Cuando dirigimos la mirada al oeste hay dos estrellas que nos dejan sin aliento unos segundos: en realidad son dos planetas, Venus y Júpiter, y brillan como dos canicas en llamas. A su izquierda parpadea rojiza Aldebarán, la estrella más brillante de Tauro.

En el campo están pasando muchas cosas que nos interesan. La nieve de espuma que cubría los campos de almendro se está deshojando, y donde antes había pétalos cremosos ahora empieza a gestarse el pequeño milagro de la transformación de la flor en fruto. Os dejo aquí unas fotos donde podéis ver perfectamente cómo surge la almendra, verde y velludita, del mismo corazón de la flor, y comienza a crecer desde ahí. En verano, tras la cosecha, haremos tartas maravillosas con esas almendras que hoy sólo son bebés.

190312_131

190312_128

190312_130

190312_127

Los cerezos están empezando a florecer. Éstos, y su coro de pajaritos, estaban en Benisivá, en La Vall de Gallinera.

Las abejas están muy ocupadas libando el polen con el que harán su miel, miel de jara, de romero, de tomillo.

En las flores de jara

he visto que se esmeran

bajo el foco de mayo,

insectos diminutos

cuya obsesión conmueve.

Yo me acerco a mirarlos,

con fijeza también,

y entonces

parece que libara,

de silogismos como estambres,

pequeñas conclusiones…

Una poética, en “Piedras al agua”, de Antonio Cabrera

La primavera nos traerá muchas emociones fuertes: perfumes, brisas tibias, brotes crujientes, tierra feraz abriéndose, láminas de sol dorado que transforman el mundo.

“Y así fue que la Primavera nos regaló el esplendor de las flores y el calor del sol…”

de los cantares de Brahma

La retama está en flor, el mirto se abre, verdean las viñas, flores por todas partes. Rosas y madreselvas envuelven los troncos de los cipreses y las columnas de la pérgola. Anémonas, narcisos, jazmines silvestres…

La historia de San Michele, de Axel Munthe


Yo nací en primavera, en mayo, quizá por eso me gusta tanto. Pero creo que la primavera es una estación generosa: tiene algo para todos. Flores perfumadas, flores silvestres, frutas dulces, brotes amargos, bosques frondosos, aromas del secano, trinos nuevos, retoños de todas clases. Abrir las ventanas, salir a los balcones, terrazas y jardines, mirar el cielo, olfatear el aire, asomad el hociquillo, a ver qué es lo que tiene reservado para cada uno de vosotros…

200110_004

*fotografías, Rafael Bellver