Nueva web y nuevo local

jul 27 2011 en El blog de Babette por Babette

No sé muy bien cómo describir lo que ha sido el proceso de crear la nueva web de Babette (y la cosa se complica porque me he quemado la punta de un dedo mientras preparaba unos deliciosos panes de centeno para el taller de integrales, con lo cual un tercio de las letras las pincho mal y estoy de adelante para atrás y de atrás para adelante). El nacimiento de Babette-la-nueva ha tenido poco de parto dulce y bastante de parto largo, aunque tampoco lo de parto largo es exacto pues ha habido muchos momentos buenos, más allá del resultado final. Quiero decir, he disfrutado a ratos del proceso, no sólo ahora cuando por fin puedo ver la nueva web vivita y coleante.

Una de las muchas de Emilio

Conocí a Mónica Pardo en un curso del Taller de las tradiciones de quesos artesanos. Me pareció una chica genial. Tenía ya interés en el pan y era seguidora del blog de Ibán. Seguimos en contacto y un buen día se vino a Babette a hacer un taller de pan y la amistad continuó. Porque Mónica es todo un personaje, el tipo de persona con la que te gustaría siempre contar para los cursos, pues le da mucha vidilla a todo, sonriente, divertida, amable, en fin, un gusto. Tenía también lo que yo veía como atributos para ser una buena profe, y con el tiempo organizamos el taller de Panes Vascos, con Mónica al mando, que espero volver a tener en Babette pronto, ahora que su retoño está un poquito más grande y puede aceptar que su mamá se marche un par de días. Y tras trabajar ella conmigo me decidí a trabajar yo con ella, es decir, tras darle muchas vueltas al tema de la nueva web y a quién se la iba a encargar, y tras muchas visitas online a Satori Comunicación, la empresa de Mónica (y otros personajes), me decidí por ellos. Tenían una energía especial y me gustaba su manera de enfocar su trabajo.

Pero trabajar con amigos tiene su riesgos y no os podéis ni imaginar lo que me alivia verme capacitada para escribir las palabras de agradecimiento que estoy a punto de escribir al equipo de Satori Comunicacion. ¿Y si hubiese sido un desastre? ¿O mediocre? ¿O un poquito mejor que mediocre? Supongo que hubiese optado por correr ‘un tupido velo’ y no decir nada. Uno de mis profesores decía que tras muchos años de problemas, decidió que no volvería a escribir una crítica negativa de un libro. Si el libro no le gustaba, no escribiría sobre él… sólo si le arrancaba alabanzas aceptaba el encargo de una crítica. Creo que hubiese asumido su política. Bueno, he tenido suerte y no tengo que callarme. Puedo alabar a Mónica y su equipo, aunque también he de reconocer que en algún momento tuve dudas.

La foto de Miriam

Digamos que la cosa comenzó bien, luego se torció y después se enderezó. Curiosamente, para mí esto es lo que ha tenido más valor: Mónica y familia no se han desentendido cuando las cosas se pusieron complicadas, al contrario. Han estado al pie del cañón, trabajando hasta que el resultado final ha sido lo que yo quería. Y eso que yo puedo ser bastante pesada. Especial agradecimiento a Amaia, mi compañera virtual de la web de Babette, la persona responsable de mucho de lo que véis por aquí, la voz al otro lado del hilo que me iba resolviendo los problemas y haciendo realidad mis deseos. Me resulta raro no saber que aspecto tiene, hace poco le dije ‘mándame una foto’ que hemos hablado tantas veces y hemos cruzado tantos emilios, y si te viese por la calle no te reconocería.

El resultado final es bueno para todos, para mí porque es mi web, mi trioweb (La escuela, La tienda y El canal), y espero que para ellos porque la gente puede ver lo que son capaces de hacer. Les agradezco muchísimo el curro que se han pegado con este proyecto, mayor del que esperaban, y esperabamos todos. Bueno, yo estoy entusiasmada con cómo ha quedado, ¿a vosotros os gusta? La primera web de Babette la diseñé yo, no sin ciertas dificultades. La segunda quería que fuese mejor y sabía que necesitaba ayuda. Me ha gustado mucho estar involucrada en el proyecto, lo que os recomiendo a todos a la hora de lanzar una web. Creo que el cliente tiene que formar parte del proceso, y no tener miedo de entender lo que está pasando. Ser el dueño de tu propia web (en el sentido metáforico de la palabra) es importante. Hace que la comunicación con el otro lado de la pantalla sea real.

¿Qué ventajas tiene la nueva web sobre la antigua? Empecemos con La escuela: es más bonita; tiene fotos muy chulas; ilustraciones guays del paraguay; las fichas de los talleres aportan más información (se puede reservar directamente desde ellas, se puede ver si son aptas para ciertas alergías, intolerancias o dietas, tienen enlaces a la Videoteca y Galeria del Canal, y también a los relatos del blog que tratan sobre el taller en cuestión); tiene un Calendario megamolón desde el que también se puede reservar plaza en los talleres; incluye una sección sobre los Hornos Le Panyol. La tienda: es mucho más agradable a la vista; tiene una ilustración guay del paraguay y banners chulos; se puede entrar y salir de la cuenta de cada uno (antes no se podía salir); tiene una sección de ofertas y otra de novedades; si reservas en un taller automáticamente no te cobra gastos de envío; y luego por detrás, la parte de la administradora, tiene muchas ventajas. El canal: esto es lo mejor, un importante valor añadido para nuestros talleres a través de los grupos de antiguos alumnos. Se trata de un espacio en el que, una vez terminado el taller, los alumnos pueden plantear sus dudas y comunicarse con el resto del grupo, digamos que es un servicio postventa. Y está mal que lo diga yo pero esto no lo da nadie más, ya de por sí nuestros librillos (que nos curramos muchísimo) le dan calidad a nuestra enseñanza. Yo he hecho mucho curso de aficionado y lo máximo que me han dado son las recetas (a excepción del Taller de las tradiciones que tiene tesoros como manuales). Con el canal, completamos lo que vemos como el cuidado del alumno, es decir, no se trata sólo de que pase un buen rato y haga en clase lo que ha venido a aprender, sino que también es importante que al llegar a casa tenga recursos para continuar que no estén limitados a la memoria. Además, el Canal incluye ahora nuevas categorías que no tenía el blog, como las Galerías, Videoteca, Librería, El mes de…, Recomendaciones y Recetas. Espero que os guste.

PUna de las ilustraciones de Barbaraor cierto, si acaso no os habéis dado cuenta, os comento que también hemos lanzado nuestros primeros talleres on-line. Gracias al Canal, este tipo de educación interactiva podrá ser seria y completa, los alumnos tendrán acceso a sus profesores a través de un grupo dedicado exclusivamente al taller, con una sección de documentos, videos y fotos; un foro donde plantear sus dudas; un calendario con tareas o recordatorios; y la posibilidad de conversar y compartir experiencias con los otros alumnos a través del Muro (todo esto también aplica a los grupos de antiguos alumnos, no sólo los talleres on-line).

Bueno, gracias a Satori y a algunos más: Barbara Ruiz es la autora de las ilustraciones, estoy como loca con ellas y os recomiendo que visitéis su blog An Elephan with a Pen. Emilio Moyano ha hecho una gran parte de las fotos que podéis ver en La escuela (las mejores sin duda). Gabriela me ha salvado la vida con un par de talleres de los que no tenía imagen alguna, y Miriam de Invitado de invierno hizo la foto tan bonita en blanco y negro que podéis ver en la galería de la Portada. Durante estas dos semanas de locura (porque a continuación os relato la otra noticia, lo del nuevo local) Vitalista nos ha dado de comer, que cosas tan ricas y qué bien cuidado lo tienen todo. Vitalista lo conocí a través de un alumno y siempre he pensado que sería un triunfo, sobre todo tras visitar su cocina, y conocer a uno de sus cocineros y parte de su equipo. Te llevan comida sana a la oficina y ahora también tienen un programa de 24 horas con todo lo que necesitas para el día, que es al que nos habíamos apuntado Chris y yo. Además pierdes peso, lo que nos ha venido muy bien porque nos ha ayudado a recuperarnos de los excesos neoyorquinos que se habían instalado en nuestras cinturas. Os recomiendo que visitéis su web y le echéis una ojeada a sus menús.

La foto de Gabi

Por último os pido un poco de paciencia con la nueva web, sobre todo el Canal. Iré subiendo contenido poco a poco, y los grupos de antiguos alumnos también irán tomando vidilla.

Y ahora… el local. Pues sí, tenemos un nuevo local, EMOCIÓN INTRIGA DOLOR DE BARRIGA. Casi es un poco demasiado fuerte la emoción porque me cuesta dormir por la noche. Entre la web y el local el cerebro no sabe desconectar. Hoy mismo de madrugada con mil cosas rondándome la cabeza me decidí a meterlas en carpetas haciendo uso de la imaginación, esto aquí y esto otro allá y aquello acullá, como si yo misma fuese una pantalla de ordenador. Bueno, he dormido fatal, estoy agotada. El caso es que tenemos un nuevo local bastante más espacioso que el antiguo que nos permitirá aumentar nuestra programación para poder incluir cursos entre semana. Esperamos así adaptarnos mejor a los horarios de la gente. No os cuento mucho más sobre el nuevo local porque todavía no está hecho. Espero tenerlo todo listo para mediados de septiembre.

Y ya. Me voy a preparar un par de panes para la cata del taller de Integrales de esta tarde. Dos de trigo y dos de espelta (uno de cada con multisemillas y otro simple para que así puedan comprar entre el trigo sencillo y el espelta sencillo, y luego cada uno con el que le corresponde de multisemillas) y uno de trigo y cebada.

Besos y abrazos,

Bea