Historias panarras de Nueva York

may 23 2011 en El blog de Babette, Rutas del pan por Babette

Le he dado unas cuantas vueltas al nombre que debía ponerle a esta serie de entradas que centrarán en torno a mis experiencias neoyorquinas en Amy’s Bread, y finalmente he optado por éste, pues me encanta Woody Allen y me gustó mucho su Edipus reprimido en Historias de Nueva York, y además así sigo con la temática del cine y la escuela (el nombre La cocina de Babette lo escogí por la peli El festín de Babette, que es una novela pero en mi caso primero fue imágenes y luego letras). Y lo de panarras lo he visto en sitios como el foro, o Te quedas a cenar, y me hace mucha gracia. El diccionario de la RAE nos cuenta:

Panarra
(Del lat. *pennaria).

1. m. murciélago.

2. m. coloq. Hombre simple, tonto.

Y digo yo que con el tiempo acabará poniendo también ‘apasionados del pan’ o algo así pues al fin y al cabo el lenguaje se va haciendo, es moldeable como una masa de pan. La otra opción era El pan y la ciudad… no tengo mucha inventiva porque este título está inspirado en Sex and the city. Bueno, que al final es Historias panarras de Nueva York, y este es la primera entrega aunque no tengo mucho que contar porque todavía no he empezado a trabajar, lo hago en unas horas. De hecho aquí son las 5 de la madrugada pero yo sigo con desajuste horario, y tampoco estoy segura de querer adaptarme porque uno de los turnos de Amy’s es a las 4am y casi mejor seguir acostumbrada a amanecer pronto (hoy a las 3am).

Pues aquí estoy en la ciudad de la manzana, me he venido seis semanas con mi chico que está terminando un libro y se dedicará a escribir y escribir entre el apartamento y la biblioteca de NYU mientras yo hago panes en el Chelsea Market. Estoy muy contenta porque seguro que va a ser una experiencia fantástica aunque tengo que reconocer que me crea una cierta ansiedad. Primero, porque lo nuevo con frecuencia crea ansiedad pues nos saca de nuestro círculo de seguridad en el que tan cómodos vivimos el día a día, aunque por otro lado si nos quedamos siempre metidos en ese círculo limitamos nuestro aprendizaje, vamos, que aunque dé pereza es bueno salir y conquistar miedos etc etc, eso me decían a mí de pequeña. Y segundo, porque me preocupa cómo lo voy a aguantar fisicamente. Tengo una protesis de cadera desde hace 9 años (casi seguro por un pertes que tuve de pequeña pero que nadie descubrió) y aunque los dolores de cadera desaparecieron totalmente tras la operación, sí que he tenido algún otro problemilla en los últimos años, como ciática y esas cosas, sin duda relacionados con los malos hábitos adquiridos por el dolor. También es verdad que llevo meses sin problema alguno. Y también es verdad que en los cursos paso unas 9 horas de pie sin casi sentarme dos minutos y lo aguanto muy bien. Pero claro, los cursos nos son todos los días, y esto de 8 horas de pie dia tras dia, me preocupa. Mientras no esté estática creo que no habrá problema.

Esta primera semana me van a poner en la mesa de formar, ya he conocido a los encargados y he visto a los compañeros. Parecen todos amables. Y lo de pasarme horas formando panes me atrae mucho. También conocí a Amy, muy simpática, hay que ver el negocio que ha montado esta mujer. Luego me pasarán a otro lado, y luego a otro, y así hasta que se acaben los días panarras en Nueva York.

Intentaré escribir con frecuencia contando las cosas que crea que os puedan interesar, y también alguna recomendación de restaurantes ricos, panaderías…

Besos y abrazos,

Bea