Amsterdam (7) Hartog’s

ago 10 2010 en El blog de Babette, Rutas del pan por Babette

Aquí tenéis Hartog’s (RUYSCHSTRAAT 56), la panadería más famosa de Amsterdam. Tonta de mí, la dejé para el final. No me atraía demasiado el pan de molde que parecían vender en una gran variedad de sabores. Además, los panes de molde holandeses que habíamos probado hasta el momento no nos habían impresionado, la corteza blandita, la miga que no aguantaba ni el corte del cuchillo, de sabor sosote. Realmente, lo mejor que habíamos encontrado en pan de molde era el roggenbrood (pan de centeno) de supermercado. Al llegar a Hartog’s lo primero que vi fue sus harinas, que las muelen ellos mismos. ¡Qué rabia me dio no haber ido antes! Compré una integral para traerme a España pues sus panes integrales, los volkorenbroods, son la marca de la casa, pero no pude comprar blanca porque no me queda ya hueco en la maleta. Ojalá hubiese venido el primer día. Por cierto, nosotros llegamos cruzando el Amstel por el puente Blauwbrug que es el más cercano al centro. En cambio volvimos cruzando el Ceintuurbaan, que nos llevo hasta De Pijp, el barrio en el que está la panadería Brood y también Bakken met Passie (Albert Cuypstraat 51), de la que os hablaré en otra entrada aunque ya os adelanto que probéis su tarta de chocolate. Mucho mejor camino el de vuelta, De Pijp es muy interesante, podéis visitar el parque Sapharti y el mercado Albert Cuyp, además de esas otras dos panaderías, si vuestros acompañantes tienen suficiente paciencia. El otro camino, el que cojimos de ida, cruzando tras el puente Blauwbrug, te lleva por una zona bastante muerta, sin casi interés.

Bueno, aquí tenéis el famoso Hartog’s:



Si os fijáis en la foto segunda de la derecha se puede ver un libro con las recetas de la panadería. Me lo he comprado con la idea de ir traduciendo las recetas a través de Internet. A ver qué tal.

Da gusto ver estos panes colocados como si fueran ladrillos. Hay tantas variaciones que no sabes cuál llevarte. Es todavía más bonito de lo que parece. Probamos el Eeuwbol y el Muesli, ambos muy ricos, pero me quedo con el integral tradicional que probamos en los sandwiches, una pasada. Nunca pensé que un pan de sandwich pudiera ser tan rico.


Tienen muchos dulces, con bastante buena pinta aunque sólo probamos la speculaas. Me he quedado con las ganas de probar el Appeltaart holandesa de Hartog’s. Seguro que está muy rica. Si alguien la prueba, por favor, contarnos qué tal.


Aquí tenéis las speculaass. Son muy ricas, espesotas y nada empalagosas y con una especie de crema de mazapán en el centro, aunque creo que no es exactamente mazapán.

Y este carrito tan mono con una especie de galletitas saladas que me parece que son de pan, y mermeladas y mostazas, y esos bonitos moldes de Hartog’s que sin duda me compraré en nuestro próximo viaje a Amsterdam.

Y aquí tenemos Hartog’s Boterham, la cafetería/tienda de los sandwiches Hartog’s, un poco más abajo de la calle en WIBAUTSTRAAT 77. No hacía buen tiempo y nos sentamos dentro. Además, había leído en otro blog que el interior se encuentra en medio del espacio de la tienda, vamos, que te sientas al lado del lavavajillas, y los hornos. Es muy chulo, no tengo otra palabra para definirlo. Y los sanwiches son estupendos, más sencillos imposibles, queso, o paté, o jamón, o atún (dulces los hay con mermelada, miel o manteca de cacahuete que creo que hacen ellos mismos). No llevan nada, ni salsas, ni lechuga, ni tomate ni na de na. Te quedas un poco sorprendido pero cuando hincas el diente te das cuenta de lo listos que son: se trata de un sandwich donde el relleno es un personaje secundario, el proganista es el pan, y está tan increiblemente bueno que no necesitas más. Por cierto, fueron muy amables y nos atendieron con rapidez, toda una hazaña en este Amsterdam de servicio catastrófico.


Aquí podéis ver el interior que os decía:

Nuestro sandwich, con un zumo de manzana (muchísima pulpa, a mí no me gustó) y leche con zumo de naranja, bastate más rica.


La carta:

Este pan era de tomate y aceitunas con queso por encima y estaba de rechupete. Chris lo pidió con queso viejo.

Un close-up de los tipos de panes, los recomiendo todos aunque hemos probado solo seis (nos falta el de espelta).

Por cierto, tienen cursillos de pan, así que igual tenéis suerte y coincide uno durante vuestra visita (los dan en inglés y holandés, me parece).

Hoy nos vamos, pero me quedan bastantes fotitos y cosas que subir y un par de recorridos que recomendaros, Las rutas del pan, lo voy a titular.

Besos y abrazos,

Bea