Al rico talo

ene 18 2010 en El blog de Babette, Talleres de Pan artesano, Talleres de Panes regionales por Babette

Tenemos taller de Panes regionales. País Vasco este domingo en La cocina de Babette, así que me he puesto las pilas y aquí tenéis las fotos del taller que tuvimos el pasado octubre. Espero que os gusten. (Aquí podéis ver nuestro calendario con nueva programación de abril a mayo). Os adelanto que hemos cambiado un poco la estructura del taller, centrándolo en lo que se come durante la feria de Santo Tomás. En el próximo haremos talos, artua y pastel vasco, ñam, ñam

LOS PROTAGONISTAS
La profe (y las txistorras)…

Los alumnos…

Las harinas…

La masa…

Las manos…

La risa…

El vasco de maíz….

EL TALLER

Primero los talos. A amasar:

Resultado…

Vale, un poco más de trabajo:

Con la masa lista, a enharinar la encimera:

Y comienza la diversión:








Mi talo, jeje:

La bandeja se va llenando. Los talos esperan a ser cocinados.


Primero lo intentamos en planchas, no funcionó, no terminaban de hacerse, las planchas engañan y no alcanzan la temperatura que dicen:


Así que pasamos al plan B, la sartén:




Mientras, en el horno de leña, se van haciendo las txistorras que ha traído Mónica del País Vasco, qué suerte tenemos:

¡Y al plato!

Zampando:

Ahora le toca a la Artua…

Todos a amasar, o más bien mezclar:

Las artuas reposando:

Mónica empieza a preparar la artua bajo la atenta mirada, un poco desconfiada, de María Luisa de zerogluten, un gran blog para celíacos y no celiacos. ¿Estará eso rico?



Los alumnos se acercan a tocar la artua de de Mónica para hacerse una idea del objetivo. Mercedes se divierte:


Le toca a Karen:

Miriam:

María Luisa:

¿Y Miki? No encuentro la foto pero también se acercó a tocar el tubo de maíz.

Una vez formadas, otro reposo:

Y aquí tenéis el resultado final, unas sin trigo, otras con trigo, hay que reconocer que no estaban muy comestibles, pero como curiosidad resultan interesantes. Para el próximo taller vamos a adaptarlas al siglo XXI, ¿cómo? ¡Sorpresa!

Entre artuas y talos, Karen nos enseña a preparar arepas venezolanas:


Y al final del día le llega el turno al Morokil, una especie de polenta tipo italiana. Diana nos hizo la versión rumana, con queso, ñam ñam. El de la foto no parece muy apetecible porque tenía grumos pero luego desaparecieron:

Mónica saca músculo para trabajar bien el morokil:

Y les explica a los alumnos los secretos de este curioso empaste:

Y a probar:

Y de postre, talos dulces, con membrillo, chocolate y miel:

Hasta la próxima, y muchas muchas gracias a Mónica (que, por cierto, también tiene un blog estupendo, Milcolores), a Diana y a los seis alumnos que hicieron de éste uno de los talleres más entrañables de Babette.

Bea