¿De dónde viene tu perro?

oct 30 2009 en El blog de Babette por Babette

Parece una contradicción encontrar un asociación de rescate de perros de una raza concreta, como es SOS Golden, pero como bien explican las mujeres que están al frente, estos perros de raza sufren abuso como tantos otros, sobre todo en criaderos. Y esto nos afecta a todos los que compramos perros, o que estamos pensando en comprar, o que hemos comprado alguna vez. No se puede traer a casa un animal que es el resultado del sufrimiento de una hembra a la que no sólo se tiene en condiciones pésimas, sino que se le hace parir y parir hasta la muerte. Los amantes de los perros tenemos que pensarnos las cosas dos veces. Y no se trata sólo de las madres, algunos de estos cachorros, los más baratos a veces, vienen de otros países sin regulación alguna, han pasado un infierno hasta llegar aquí, y no se ha mantenido un control estricto de la cría en consanguinidad para evitar problemas congénitos. Por eso a veces se nos mueren tan jóvenes de enfermedades que antes no encontrabamos en nuestras mascotas. Además, también esta el problema de que al cachorro se le aparte demasiado pronto de la camada, privándole de un aprendizaje fundamental con sus hermanos que incidirá en su relacion con otros canes el resto de su vida, y lo mismo ocurre si durante las primeras semanas de su vida no ha socializado con humanos, lo que nos traerá muchos problemas en su trato con la gente al hacerse mayor, y un abandono en potencia.

El comercio de perros se ha convertido en coto de mafias.

Hay que asegurarse de a quién se compra un perro, aunque lo que hay que hacer es adoptar. Dos ejemplos maravillosos son nuestros perros, Sherpa y Mo, que conoceréis algunos asiduos a este blog y otros asiduos a nuestra escuela. Dos perros estupendos, sanos y buenos, que quedaron a dos días de ser sacrificados, uno abandonado, la otra callejera. Son excelentes animales de compañía, y sin pedigree, qué cosas. A Sherpa lo adoptamos en Inglaterra, a Mo en España a través de El hogar de Luci.

Mi padre acaba de adoptar a una perrita a través de SOS golden, bueno, es la tercera que adopta a través de esta excelente organización. Pero Ada, la última, es un asunto a parte. Ni nuestros perros ni los otros adoptados por la familia llegaron a casa tan aterrorizados como la pobre Ada. Y esta es una perra de criadero, o sea, que sus cachorros han llenado los bolsillos de alguien y alguna persona sin información suficiente, los ha comprado. Si compráis un perro, aseguraros de dónde viene, hay buenos criaderos, qué duda cabe, pero también los hay malos. No hay más que cerciorarse.

Os dejo con esta foto de mis dos vagabundos: