Cata de helados naturales o helados veganos

jun 3 2008 en Comer más sano: Postres y dulces, El blog de Babette, Talleres de Cocina alternativa, Talleres de Cocina sin fogones por Babette

(NUESTRAS CATAS DE HELADOS AHORA FORMAN PARTE DEL TALLER DE COMER MÁS SANO: POSTRES Y DULCES)

Hola a todos,

El pasado sábado tuvimos la primera cata de helados naturales en Babette. Los alumnos probaron catorce helados: helado de chocolate (dos tipos), helado de higos, helado de manteca de cacahuete, helado de vainilla, helado de de kiwi y mandarina, helado de hierbabuena y chocolate amargo, helado de plátano, helado de moca, helado de limón, helado de pastel de zanahoria, helado de arándanos con flores de lavando y helado de fresa (dos tipos). Fueron demasiados, para que os voy decir lo contrario, pero cuando uno empieza se intenta abarcar demasiado y pasan estas cosas. Los babetteros no se quejaron y hacían, mmm y mmm, cada vez que probaban un nuevo sabor. Los campeones fueron el de manteca de cacahuetes, pastel de zanahoria y hierbabuena con chocolate amargo. Para la próxima reduciremos el número de helados a catar pero os facilitaremos otras recetas para que probéis en casa.



Mientras probaban uno y otro dulce helado yo preparé cuatro para que vieran lo sencillo que es: chocolate, plátano, vainilla y fresa. Los helados se nos salían por las orejas. La mesa estaba decorada con los ingredientes que habíamos utilizado para preparar la cata: cacao, café, zanahorias, limones, vainas de vainilla, frutos secos, aguacate, dátiles y muchas otras delicias que hacen de estos helados un placer sano y energético que nos llena de vitalidad en vez de quitárnosla como ocurre con los helados a los que estamos acostumbrados con tanta nata, azucar y huevos.


Entre nosotros estaba Rosa, vegana, que disfrutó de lo lindo. Aquí tenéis a unos babetteros degustando nuevos sabores:


Y mirad a mi alumna-pinche, que no es otra que la babettera Carmen del último taller de Pan artesano. Esta mujer es pura vitalidad, me ayudó con todo y si no es por ella es probable que la cata hubiese terminado en una guerra de helados con los morros de los babetteros cubiertos de fresa y chocolate.


Entretanto mi congelador casi no se cierra de tanta tarrina que tiene dentro, y Sherpa, mi perro, se queja pues este es el espacio que dedicamos a su dieta natural (BARF) a base de carne cruda y huesos. Fijaros en la variedad de colores y todo ello sin utilizar un solo producto químico.



Lo bueno es que el próximo sábado hay taller de sopas así que ahora me dedico a preparar estas comidas líquidas que el inglés se bebe en un santiamén y no nos quitan el preciado espacio de la nevera. La próxima semana os cuento cómo fue.